viernes, 10 de septiembre de 2010

Curas católicos belgas, acusados de violar a 475 niños entre los años 50 y 80

http://1.bp.blogspot.com/_AhgbR1syE_Y/TIolWpqSScI/AAAAAAAAGyU/h7WwoDMFEOU/s1600/el-sacerdote-colombiano-300x350%5B1%5D.jpg 

La Comisión independiente encargada de investigar los abusos en la Iglesia Católica belga ha concluido que "no se trató de cuestiones banales y hubo múltiples casos de penetración anal y otras barbaridades", según informa el periódico flamenco 'De Standaard' en su edición online.
"No se habla de simples acosos sexuales (...) hubo casos de sexo oral y anal, repetidos", asegura el autor del informe, Peter Adriaenssens.
El rotativo publica en exclusiva la versión íntegra del informe final sobre los abusos cometidos por religiosos católicos belgas a menores en los años 50, 70 y 80.
Las victimas eran niños de edades comprendidas entre los dos y los 12 años, y "un número elevado" de ellos se suicidaron, según explica.
En concreto, dos terceras partes de ellos eran menores de entre 15 y 16 años en el momento de los hechos; y una tercera parte eran mujeres muy jóvenes, en torno a las mismas edades, explicó Adriaenssens.
Un dato a tener en cuenta, aseguró, es que "la mitad de quienes cometieron esos abusos ya ha fallecido". Otro dato relevante es que, la mayor parte de los delitos, en principio, ha prescrito, a menos que la Iglesia católica belga quiera investigarlos, según las disposiciones del derecho canónico.
El texto, de 200 páginas, disponible en la página web www.commissionabus.be, contiene 124 testimonios anónimos de "supervivientes de abuso sexual", el término utilizado por la comisión. En él se enumera con gran detalle cómo las víctimas cuentan que fueron abusados por el clero.
"Las víctimas están preocupadas por lo que la prensa pueda hacer a partir de ahora (...) no quieren que salgan a la luz los detalles de lo ocurrido, de las barbaridades que se han cometido", explicó Adriaenssens.
Investigación accidentada
La 'Comisión Adriaenssens' presentó su dimisión en junio pasado por, según palabras del experto, sentirse "desautorizado" en sus investigaciones. No obstante, en el momento de dimitir, anunció que seguiría adelante con las investigaciones "hasta el final".
Uno de los primeros efectos que han tenido estas investigaciones fue la dimisión del ahora ex obispo de Brujas, Roger Vangheluwe, quien admitió haber abusado sexualmente de su sobrino.
El pasado verano (boreal) la policía y las autoridades judiciales belgas profanaron varias tumbas en la catedral de Malinas, a 40 kilómetros al norte de Bruselas, en busca de pruebas.
El Papa condenó enérgicamente la manera de actuar de la policía. Los métodos expeditivos usados en la así llamada "operación cáliz" en busca de documentos de la Iglesia fue declarada "ilegal" por una comisión 'ad hoc' en agosto pasado
www.elmundo.es